Cuanto más elevado es el número de cetano, menor es el retraso de la ignición y mejor es la calidad de combustión. Por el contrario, aquellos combustibles con un bajo número de cetano requieren mayor tiempo para que ocurra la ignición y después queman muy rápidamente, produciendo altos índices de elevación de presión.

Si el número de cetano es demasiado bajo, la combustión es inadecuada y da lugar a ruido excesivo, aumento de las emisiones, reducción en el rendimiento del vehículo y aumento de la fatiga del motor. Humo y ruido excesivos son problemas comunes en los vehículos diésel, especialmente bajo condiciones de arranque en frío.

En definitiva, es un indicativo de la eficiencia de la reacción que se lleva a cabo en los motores diésel.

Más sobre nuestros productos y servicios para conductores

Shell V-Power

Descubre más acerca de nuestro combustible de mayor rendimiento para motores de gasolina. Diseñado para trabajar en motores de última tecnología.

Lubricantes para autos

Shell produce un completo rango de lubricantes para los requerimientos individuales de todos nuestros clientes.