La palabra Shell se utilizó por primera vez en 1891 como marca comercial del queroseno enviado al Lejano Oriente por Marcus Samuel and Company. Originalmente, esta pequeña empresa londinense comerciaba con antigüedades, objetos curiosos y conchas marinas procedentes de Oriente. Las conchas se hicieron tan populares (los victorianos las utilizaban para decorar cajas de bisutería) que pronto se convirtieron en la base del rentable comercio de importación y exportación con el Lejano Oriente.

Se confirió a la palabra Shell estatus corporativo en 1897, cuando Samuel constituyó la Shell Transport and Trading Company. El primer logotipo (en 1901) fue una concha de mejillón, pero en 1904 se cambió por una cocha de vieira (o venera) como representación visual del nombre corporativo y la marca.

Cuando la Royal Dutch Petroleum Company y Shell Transport and Trading se fusionaron en 1907, el nombre de marca y el símbolo de la segunda (Shell y la concha de vieira) se convirtieron en el nombre abreviado y el emblema de la nueva Royal Dutch Shell Group. Y así han permanecido hasta ahora.

La forma del emblema de Shell ha cambiado con los años, siguiendo las tendencias de diseño gráfico. El emblema actual se presentó en 1971. Después de treinta años, sigue resistiendo el paso del tiempo y es uno de los símbolos más conocidos del mundo.

Descubra nuestra história en México

El sonido de Shell

Desde principios del siglo XX, Shell ha utilizado música en las comunicaciones audiovisuales, incluidas aportaciones de los cantantes Bing Crosby y Sammy Davis Jr. En colaboración con el compositor británico de bandas sonoras para el cine y la televisión, Tom Howe, en 2015 lanzamos el “Sonido de Shell”, una firma sonora que captura los valores y la energía de la marca Shell como una empresa moderna que utiliza la innovación para ayudar a desarrollar un futuro energético sostenible.

El resultado es una composición orquestal de tres minutos de duración y un conjunto de más de 50 variaciones con distintos géneros y estilos musicales. Cada una se basa en una melodía central que se puede expresar con muchos estilos diferentes, utilizando desde guitarras eléctricas agresivas hasta adaptaciones a la música tailandesa o turca. La expresión más breve es un sonido nemotécnico de dos segundos (la melodía principal) que, por ejemplo, acompaña al logotipo de la concha de la vieira al final de las películas de Shell. Queremos que, con el tiempo, todo el mundo lo reconozca, tal y como todos reconocen el logotipo. 

Escuche el sonido nemotécnico de 2 segundos

Vea un breve vídeo sobre la creación del sonido de Shell

La iniciativa #makethefuture

Nuestra iniciativa #makethefuture pretende hacer una pregunta atrevida a personas de todo el mundo: ¿por qué no intentas solucionar los retos energéticos del mundo?

El objetivo de la iniciativa es desbloquear la ingenuidad científica de la población y su espíritu creativo para animar a las personas a participar en nuestros programas orientados a la innovación, como por ejemplo Shell Ideas360 y Shell Eco-marathon para estudiantes, Shell LiveWIRE para jóvenes emprendedores y Shell GameChanger para innovadores con experiencia.

Ahora más que nunca son necesarios nuevos científicos, tecnólogos, ingenieros y matemáticos para abordar los retos energéticos del mundo.

Progreso paso a paso

La iniciativa #makethefuture se centra en las innovaciones que impulsan el progreso de la humanidad. El ejemplo perfecto es Laurence Kemball-Cook, quien aportó una gran idea al programa LiveWIRE de Shell: reacondicionar un campo de fútbol comunitario deteriorado en Morro da Mineira, una favela de Rio de Janeiro.

Bajo la superficie del campo colocamos unas 200 baldosas cinéticas desarrolladas por Laurence. Estas baldosas capturan la energía generada por el movimiento de los jugadores y esta energía, combinada con la de unos paneles solares, ofrece a los habitantes de la favela una fuente de electricidad parcialmente renovable que alimenta los focos del campo.

Más información sobre la iniciativa #makethefuture

Más información sobre nuestra empresa

¿Quiénes somos?

Descubra nuestra empresa y nuestros empleados, y vea cómo hemos crecido a partir de una pequeña empresa fundada en Londres hace casi 200 años.

¿A qué nos dedicamos?

Shell es una empresa energética integrada que tiene el objetivo de satisfacer la creciente demanda energética mundial de manera responsable desde los puntos de vista económico, medioambiental y social.

Tal vez le interese también

El futuro de la energía

Utilizamos nuestros conocimientos, tecnología e innovación para poder suministrar más energía cada vez más limpia a una población mundial que no deja de crecer.

Make the future

Estamos convencidos que las respuestas a los retos energéticos descansan en el poder de ingenuidad de la gente, y juntos podemos #makethefuture