Jump menu

Main content |  back to top

Tomate rojo

Duplicando la concentración de CO2 en un invernadero puede aumentar la producción de tomates en un 25%, y en Holanda los cultivadores encienden sus calentadores de gas natural en verano especialmente para levantar los niveles de CO2. En 2005 la refinería Pernis, detectando la oportunidad de convertir su CO2 en un recurso útil, comenzó a capturar el CO2 producido en su planta de creación de hidrógeno para proveer a los granjeros locales.

El gas se distribuye por un consorcio llamado Organic CO2 Assimilation for Plants. Cada uno gana con esta solución: los cultivadores ahorran dinero y energía porque es más barato y más eficiente comprar Pernis CO2 que usar calentadores a gas para producirlo; y la refinería corta sus emisiones. La reducción de emisión total es de aproximadamente 325.000 toneladas de CO2 por año.

Herramientas de página