En las profundidades de los océanos, bajo capas de agua que varían desde unos cientos de metros hasta varios miles, se esconden extensos yacimientos de petróleo y gas natural con potencial para impulsar el crecimiento económico y desempeñar un papel fundamental en la combinación energética del futuro.

Temperaturas heladas, una elevadísima presión ejercida por el agua y oscuridad absoluta son factores que suponen todo un desafío técnico para la producción de petróleo y gas en aguas profundas. Hemos superado las barreras de lo que hasta ahora era posible y viable desde el punto de vista de la seguridad para poder disponer de estos recursos energéticos tan necesarios para el mundo.

Shell tiene décadas de experiencia en el desarrollo y la explotación de proyectos en aguas profundas, con más de 20 grandes proyectos operando al día de hoy, y con nuevos proyectos significativos en vías de desarrollo. Nuestras actividades en aguas profundas se encuentran repartidas por todo el mundo, desde el Golfo de México hasta el mar de China, desde la plataforma continental noruega hasta las aguas de la costa de Nigeria.

Averigüe cómo superamos con maestría los retos en aguas profundas

Beneficios locales

Trabajamos con personas que viven en las zonas cercanas a donde se desarrollan nuestras operaciones y beneficiamos a las comunidades costeras. En nuestros proyectos, firmamos contratos con proveedores locales y fomentamos el desarrollo de industrias auxiliares, como las de barcos y materiales. En Brasil y Nigeria, por ejemplo, hemos ayudado a formar la primera generación de ingenieros de petróleo y gas de estos países. En Malasia, apoyamos un programa de formación, junto con las autoridades locales, para preparar a soldadores calificados, tan necesarios en la industria de los hidrocarburos.

Le contamos más sobre las comunidades cercanas a nuestras operaciones en aguas profundas

Hombre trabajando en una plataforma con el uniforme de seguridad completo

La seguridad ante todo

En todas nuestras operaciones, incluyendo las que se desarrollan muy por debajo de la superficie del océano, la seguridad siempre es nuestra mayor prioridad. Todos los pozos de Shell en aguas profundas deben cumplir unas normas muy rigurosas en cuanto al diseño y la construcción. Son perforados y completados por ingenieros que han estado formándose para ello durante años. Utilizamos sensores avanzados para monitorear en tiempo real los pozos en aguas profundas durante las operaciones. De esta manera, los ingenieros que trabajan en los centros de operaciones en la costa pueden identificar los riesgos potenciales y responder inmediatamente.

Lea más sobre la seguridad en aguas profundas

Nuestros proyectos en aguas profundas

Uno de nuestros principales proyectos en aguas profundas es Perdido, en el Golfo de México, que marcó un récord como plataforma de perforación y producción de petróleo offshore sobre 2,450 metros (8,000 pies) de agua.

También estamos avanzando en el desarrollo de Stones, un proyecto para explotación de petróleo y gas en aguas ultraprofundas que albergará las instalaciones de producción de mayor profundidad del mundo, montadas sobre unos 2,900 metros (9,500 pies) de agua.

Más sobre energía e innovación

Gas natural

Suministramos gas natural – el hidrocarburo más limpio al quemarse – a millones de personas a lo largo y ancho del mundo. Nuestro objectivo es atender la demanda creciente de energía con gas.